Exaltación del disparate

rafauniversidad:

Porque no hay mejor manera de combatir la imbecilidad que con una sonrisa bien grande. Gracias, M.

Originalmente publicado en Las trenzas del sol:

Y seguimos arrojando el sofá por la ventana. Justo como en el cuento. Porque la culpa de que una persona le sea infiel a otra, definitivamente la tiene el sofá donde ocurren las infidelidades. Debe ser por una especie de afrodisíaco camuflado en el tejido, el material, el color, el estampado. Incluso, convendría buscar al diseñador, fabricante y vendedor, para arrojarlos a todos de una vez por la misma ventana. ¡Qué escándalo! De solo pensar en la tonga de años que han despilfarrado las ciencias sociales investigando las causas de los divorcios, me dan palpitaciones. Es muy cierto eso de que la verdad mientras más evidente, más trabajo cuesta notarla. Nadie podría imaginarse que un sofá tuviera tan malos instintos.

Por eso es que en Cuba hemos desarrollado la política del sofá. Hay un rumor de que muy pronto le van a fundar su propio ministerio, que contará con una…

Ver original 3.415 palabras más

Sorpresiva lluvia

Me encanta el trabajo de periodista, porque como a los marinos, como a los mercaderes de antaño, como a los cascos azules, como a los repartidores de periódicos curiosos, nos permite entrar en contacto con montones de vidas diferentes, con escenarios emocionantes que usualmente no suelen llegar a la orilla de un trabajo de oficina. Acercarme a la Oficina Leo Brouwer, y hacer la consiguiente tarea de entender un poco la figura de Leo Brouwer, valorar al menos preliminarmente su trabajo, me llevó a descubrir Paisaje cubano con la lluvia, una maravillosa pieza para 4 guitarras compuesta por Brouwer, que en esta versión de la Orquesta de Guitarras de Barcelona que encontré navegando en Youtube él mismo dirige.

Confieso que no sé qué disfruté más; si la caricia minimalista de la composición -en la que efectivamente uno advierte la cadencia del agua caer, desigual, desbordante, sobre cosas vivas e inanimadas, y, ¡maravilla!, sobre Cuba-,  o el espectáculo visual que supone observar al compositor conducir la orquesta, ver como sus brazos y manos se retuercen y expanden, se contraen y suavizan, ver como su cuerpo convoca la calma y el aguacero, el trueno y arroyo al costado del camino, ver la humanidad de Leo Brouwer convertida en ese otro instrumento del que tantas veces oimos hablar pero que en pocas ocasiones sentimos como tal en un concierto.

Maravillas de la música. Esa noche que parecía impoluta, sin luna ni nubes,–Brouwer mediante– también vi llover, aunque tampoco estabas tú.

¿El retorno de la base Lourdes?

Porque como periodistas tenemos el elemental deber de tocar la noticia (o cuando menos cuestionarla), y porque en algún libro de historia de 2100 no quiero que se diga que no teníamos la menor idea de lo que era la realidad. Una nota que esperaba leer en cualquier medio de comunicación cubano. Y no la encontré.

base lourdes

Si extrañaban los tiempos en que algún familiar o amigo les alcanzaba de la tienda de los rusos algún producto inconseguible en el mercado estatal cubano, quizás -quizás- el retorno de esos días no esté demasiado lejos.

Los gobiernos cubanos y rusos parecen haber acordado la reapertura de la base radioelectrónica de Lourdes, que desde el año 2001 se encontraba desactivada, de acuerdo a una nota divulgada por el periódico ruso Kommersant. El mismo medio reveló que, de acuerdo a fuentes del Gobierno, las negociaciones sobre el centro, comenzadas hace algún tiempo, comenzaron a concretarse a principios de este año, luego de varios encuentros bilaterales entre militares de ambas naciones.

Kommersant apunta que la confirmación del acuerdo fue sellada en el marco de la reciente visita a Cuba del presidente ruso, Vladimir Putin. La decisión de recuperar la base Lourdes estaría dada por el mejor desenvolvimiento económico del país y su progresivo distanciamiento con Estados Unidos.

Resulta sumamente interesante el hecho de que hace un mes el Gabinete de Ministros de Rusia presentó al parlamento de dicho país un proyecto de ley para ratificar el acuerdo con Cuba sobre la exploración y el uso pacífico del espacio. Dicho acuerdo define las normas, criterios y condiciones “para fomentar las relaciones bilaterales en el sector espacial y tiene como objetivo desarrollar la cooperación en los ámbitos de la navegación por satélite, las tecnologías de comunicación y la teledetección”, informó la agencia Ria Novosti. “El documento”, dijo la agencia estatal, “tiene un gran interés para Rusia, tomando en consideración “la necesidad de instalar equipos de corrección diferencial y monitoreo del sistema (de navegación satelital ruso) GLONASS en territorio de la República de Cuba”.

Hasta el momento se desconoce cuál será la inversión que Rusia deberá realizar para reactivar el centro, sin embargo los expertos destacan la importancia geoestratégica del mismo. El coronel Víctor Murajovski declaró que “la capacidad de la flotilla satelital rusa de inteligencia radioelectrónica e intercepción de señales es muy reducida”, por lo que el centro de Lourdes, por su proximidad física a EEUU, permitirá a los militares rusos prácticamente prescindir de los satélites.

El General Viacheslav Trúbnikov, exjefe del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia, argumenta por su parte el papel decisivo de la información recopilada por la base, que en los tiempos de la antigua URSS “hacía transparente para la URSS todo el hemisferio occidental”.

La base Lourdes, fue instalada en Cuba en 1964 tras la Crisis de Octubre, y su misión fundamental hasta el año 2001 consistió en la escucha de señales de radio, incluidas las de los submarinos y barcos, y las comunicaciones satelitales.

Ni el gobierno ruso ni el cubano (ni ningún medio estatal cubano, por cierto) han emitido ningún comentario al respecto de esta información.

Concierto de Déjà Vu en la Plaza Vieja

Fue una buena tarde; música entretenida, buena compañía y uno de esos días de estreno de la cámara. Aquí les dejo las fotos, que no sé si están buenas, pero fue entretenido hacerlas.

Mensaje de un autista agradecido

Para Pamela y R.

Michael-Abstracts-110

Hola Pamela, hola R. Uds. probablemente no se dieron cuenta, quizá hasta se molestaron conmigo por mi impavidez, pero lo cierto es que sus regalos me llegaron a lo más hondo. Un bloc de notas y una revista. Un par de regalos mínimos, sencillitos, pero que me ahogan de gratitud hacia las dos.

Pamela, cuando nos conocimos en septiembre de 2013 en Jibacoa, la empatía instintiva que sentí hacia ti no tuvo solo que ver con tu chilenitud ni tu inteligencia, sino también –sobre todo- con el hecho de que compartíamos la pasión por Orsai. Descubrir en un seminario de economistas una hincha del proyecto de Casciari me hizo sentir una confianza masónica hacia ti.

Cuando me dijiste que en tu próxima visita a Cuba me traerías un ejemplar de la revista, te lo agradecí por cortesía; me parecía uno de esos comentarios de turistas locuaces que quieren agradar. Pero ocho meses más tarde, te tuve ante mí con un número 2 de Orsai. “Perdona que te la entregue así”, me explicaste a modo de disculpa, “estaba envuelta en un papel rojo pero los de la aduana la abrieron”. Y yo, que soy torpemente parco para reaccionar ante los regalos, apenas acerté a esbozar una sonrisa medio estúpida y darte un abrazo grande. Probablemente no te diste cuenta –ni hice mucho porque te enteraras– pero me atravesaste con tu gesto.

 

R, hace unas horas, cuando llegué a la casa me encontré esta nota:

“Asere:

ya es demasiado, la tengo que soltar. Me gustaría ver tu cara y calcular si te gusta, o no tanto… Pero la vida es así.

Te quiero.

Beso,

R”

Y debajo, un bloc de notas. Clásico, sobrio, de tapas duras y hojas lisas, inmaculadas. En la portada un par de logos de la Fundación de Nuevo Periodismo. En la contracubierta una foto de Gabriel García Márquez y una frase suya: “En la carrera en que andan los periodistas debe haber un minuto de silencio para reflexionar sobre la enorme responsabilidad que tienen”.

No solo me has hecho un regalo útil, fenomenalmente útil, sino que me pones a pensar en cuántas veces olvidamos los periodistas ese mantra nuestro que es la responsabilidad social. Si lo recordáramos tal vez cambiaríamos radicalmente el panorama de la prensa en Cuba (aunque el resultado más probable es que no habría medios en Cuba, o que veríamos surgir miles de periodistas emergentes, pero al menos nosotros podríamos vivir con un poquito más de dignidad).

Otra vez, me encontré parado, incapaz de expresar mi agradecimiento, sabiéndome una cabrona piedra autista con la suerte de ir rodando por la colina y toparme con algunas de las personas más maravillosas que tiene este circo que llamamos mundo.

Les escribo esto para decirles –a ustedes y tant@s otr@s valios@s que tengo a mi alrededor– que aunque mi rostro y mis reacciones a sus actos de belleza les pudieran parecer los más insípidos del mundo, yo también las quiero,

R