Crónicas serranas VIII

6:50 pm

Subimos la Loma de la Torre. Me di cuenta de que soy un habanerito cualquiera, hora y media para una subidita de baja calaña. Cogimos una mochila esperando encontrar mangos y al final para lo único que sirvió fue para guardar el pomo de agua y cuatro o cinco manguitos filipinos que mejor ni contarlos.

Después de muchas paradas (David comportándose como un pájaro de mal agüero) llegamos a la cima. Pero fue como si no hubiéramos llegado. Entre tanta yerba de guinea  y el peligro de caernos barranco abajo no pudimos localizar TVS. Nos prometimos volver, en mula por supuesto, armados con machetes y encontrar TVS.David y Rafael en la Loma de la Torre

Bajamos tirando fotos. Me encaramé en un tronco que se había caído y estuve tres minutos para decidirme a bajar. Llenos de arañazos, cansados, molidos como la caña tras hacer guarapo, llegamos al pueblo. Subimos esta loma, que por familiar no deja de ser odiosa, y ya estamos comidos y bañados, listos para otra tanda de documentales.

Anuncios

5 comentarios en “Crónicas serranas VIII

  1. yo después voy a publicar las dos fotos anteriores a esas, yo también me estaba riendo pero al final decidí que de nada servía aparentar no estar destruido y finalmente puse la cara que ven ahora, le dije a Rafa que guardara los dientes pero el muy descarado no me hizo caso y como resultado hay quien dice que yo cargué a Rafa a caballitos….

Comenta sin pena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s