Alarma contra la cultura en Muralla 63

Cartel promocional del concierto A guitarra limpia Rubial y Barbería
Cartel promocional del concierto A guitarra limpia Rubial y Barbería

A mi correo llegó esta historia tristísima, que empañó el quehacer de las buenas gentes que tanto hacen por la cultura nacional desde su minúscula atalaya al comienzo de una callejuela habanera. Me pregunto, ¿cuándo abandonaremos los oscuros procesos que dominan en este castillo nuestro?

El Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau organizó hoy martes 12 de julio, con el apoyo de diversas instituciones, el concierto A guitarra limpia titulado Descarga de ida y vuelta del trovador cubano Luis Alberto Barbería y el cantautor gaditano Javier Ruibal, acompañados del percusionista Javi Ruibal y de las bailarinas Remedios Jover y Lucía Ruibal.
A su vez Javier y Barbería invitaron a trovadores amigos para que los acompañaran en este espectáculo que inicia su gira por otras ciudades del país: Santa Clara, Holguín y Cienfuegos, para culminar el 29 de este mes de julio en el Museo Nacional de Bellas Artes de la Habana.

La maravilla de este esfuerzo artístico, organizativo y solidario se ha visto seriamente afectada por un hecho insólito en este patio de Muralla 63, que el Centro Pablo comparte desde hace quince años con la Casa de la Poesía, institución de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana: la alarma instalada en esa institución comenzó a sonar poco tiempo después de comenzar el concierto y, ante la incapacidad de los encargados de resolver ese problema, siguió sonando cada pocos minutos, dañando la grabación en vivo que se realizaba y molestando al numeroso público que ocupaba el patio y todos los balcones de la instalación.

La gravedad mayor de este hecho se expresa en los siguientes elementos que ofrecemos a continuación.

El Centro Pablo ha solicitado a la Casa de la Poesía que no funcione la alarma en los horarios en que se realizan actividades de nuestra institución. Pero en este concierto, que ha necesitado del apoyo y el trabajo de varias entidades y de todo el personal que hace posible su realización  (grabación de sonido, video y fotos que documentan este hecho cultural, como es habitual en el estilo de trabajo del Centro Pablo), la alarma fue activada con las consecuencias ya señaladas.

Las gestiones hechas por la productora de este concierto con el personal de custodia de la instalación encontró una respuesta asombrosa: nadie podía desconectar la alarma para salvar esta actividad cultural. El jefe de ese servicio de custodia en La Habana Vieja tampoco ofreció una respuesta para resolver la situación. La explicación que apareció desbordó ya los límites de la incapacidad, la desidia y la irresponsabilidad: el técnico está en su casa, pero sólo vendría si el sistema de alarma se rompe.

La respuesta de los artistas ante esta agresión sonora fue ejemplar: trataron de incorporar el sonido perturbador a alguna de sus interpretaciones. El público también tuvo una actitud positiva: ponerse del lado de los artistas y los organizadores frente a esta alarma contra la cultura.

Pero el daño se hizo: para la grabación que quedará inservible en muchos momentos del espectáculo y para el público que ha participado durante más de doce años en los conciertos A guitarra limpia y que acudió esperando encontrar la profesionalidad y el respeto que caracteriza el trabajo del Centro Pablo. No resultó así, por la incapacidad y la desidia de las instancias antes mencionadas.

Por ello, las hacemos responsables de los daños causados por esta alarma contra la cultura que se instaló, para desgracia de artistas y público, aquí en el patio de Muralla 63 a lo largo del concierto Descarga de ida y vuelta.

Esa no ha sido, como sabemos, la proyección del trabajo de la Oficina del Historiador durante todos estos años. Por ello confiamos en la atención que seguramente prestará a esta agresión sonora e irrespetuosa contra la trova, la canción, la cultura.

Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau

Anuncios

Un comentario en “Alarma contra la cultura en Muralla 63

  1. Esa es una muy cubana, de las que hemos incorporado esa capacidad de reírnos como autodefensa y aceptación inmóvil.

Comenta sin pena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s