Los niños fueron protagonistas esenciales de esta hermosa acción
Los niños fueron protagonistas esenciales de esta hermosa acción

Llegué tarde, irremediablemente tarde. Yo, que si de compromisos se trata, tengo una obsesión rayana en lo patológico con la puntualidad (de ahí que sufra tanto en un ecosistema social como el nuestro). Desde lejos se visualizaba una numerosa y ordenada fila de bolsas negras y en un claro del bosquecito, un cordón y un par de carteles anunciaban el punto de encuentro. Dentro de la zona acordonada, niños y adultos revueltos en dulce algarabía sin concierto daban rienda suelta a su creatividad artística.

Me avergoncé de mi tardanza, tanto que me tomó un par de horas desinhibirme por completo. Y es que las bolsas me hablaban de un grupo numeroso y entusiasmado, que sin importar status ni profesión se lanzó en auténtico acto de conciencia ambiental y generosidad a limpiar un pedazo de tierra tradicionalmente abarrotado de desperdicios.

Aquella hilera de bolsas, y los dibujos colgados entre los árboles me hablaban de organización, de vecinos involucrados, de niños jugueteando mientras frente a ellos se transformaba un trozo de ciudad en un espacio sustancialmente más limpio.

No obstante mi demora y vergüenza, al rato de llegar me sumé al corro que, reunido tras la limpieza, disfrutó de las troveras canciones de una pandilla comandada por Ariel Díaz, la compensación precisa para acto tan maravilloso. Allí seguimos hasta que la luz mortecina de la tarde, esa a la que cantó como nadie el gran Sindo Garay, desapareció, como desparecieron las esperanzas de que finalmente arribara el camión que debía transportar la basura recogida.

Felizmente, la twittosfera se ha ido complejizando. Desde que nació la idea del #Twittsaneo, recibió temprano espaldarazo de la mayoría de los twitteros, amén de alguna que otra opinión discrepante del que nunca entendió del todo la esencia del asunto. Si el pasado mes de julio nos reunimos para descubrirnos más allá de la @, ahora hemos pasado a la acción social, demostración indiscutible del potencial movilizador que entrañan las redes sociales. Si en lugar de unos pocos fuéramos cientos, miles, podríamos soñar con una batida a lo largo y ancho de nuestro Almendares, una batida que reiterada tal vez restituiría algo de su antigua gloria al cauce que celebró Dulce María Loynaz.

Quizás no ocurrió nada de esto. Quizás @eltaburete, @cubamar y los otros montaron la escena para cuando yo llegase. Pero la imagen de aquellas bolsas repletas de esfuerzo e iniciativa inclina la balanza hacia mi sospecha de haberme quedado a las puertas de un momento sencillo, mágico.

Uno de los carteles que proporcionó la creativa @cubamar
Uno de los carteles que proporcionó la creativa @cubamar
La larga hilera de bolsas de basura recogidas por quienes asistieron al #Twittsaneo
La larga hilera de bolsas de basura recogidas por quienes asistieron al #Twittsaneo
Los niños dieron rienda suelta a su creatividad
Los niños dieron rienda suelta a su creatividad
No solo los niños probaron sus habilidades plásticas
No solo los niños probaron sus habilidades plásticas
Otro de los carteles de @cubamar
Otro de los carteles de @cubamar
Niñas filósofas
¿Sobre que filosofarían ese par de locas bajitas?
@salvatore300, uno de los promotores de #Twittsaneo en la web
@salvatore300, uno de los promotores de #Twittsaneo en la web
Los niños posan frente a la pintura de #Twittsaneo
Los niños posan frente a la pintura de #Twittsaneo
La pintura medioambiental
La pintura medioambientalista
La numerosa basura recogida en #Twittsaneo
La numerosa basura recogida en #Twittsaneo
Reunidos en círculo tras la recogida de basura
Reunidos en círculo tras la recogida de basura
La tropa de trovadores que acudió junto a Ariel Díaz
La tropa de trovadores que acudió junto a Ariel Díaz
Los trovadores Ariel Díaz y Liliana Héctor acompañaron a los #twittlimpiadores
Los trovadores Ariel Díaz y Liliana Héctor acompañaron a los #twittlimpiadores
Al caer la noche, Comunales aún no había recogido las bolsas debasura
Al caer la noche, Comunales aún no había recogido las bolsas de basura
Solitarias quedaron las bolsas de basura, como muestra del esfuerzo de unos y la ineficiencia de otros
Solitarias quedaron las bolsas de basura, como muestra del esfuerzo de unos y la ineficiencia de otros
Convocatoria del #Twittsaneo
Convocatoria del #Twittsaneo

Vean el Storify que creó @elainediaz2003 sobre el #Twittsaneo.

Mientras terminaba de subir este post, me comentaron que los sacos estuvieron hasta hoy por la mañana, y que fueron recogidos solo tras un “twittreclamo” a la ineficiente gestión de Comunales.

Anuncios

2 comentarios en “El #Twittsaneo al que no asistí

Comenta sin pena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s