Poster de la película argentina Cornelia frente al espejo, competidora por el Coral de Ópera Prima en el Festival de Cine
Poster de la película argentina Cornelia frente al espejo, competidora por el Coral de Ópera Prima en el Festival de Cine

Agrada saber que hay directores noveles ambiciosos, deseosos por entregar obras complejas en su primera apuesta en el Festival de Cine. Este es el caso de Daniel Rosenfeld, quien con su filme Cornelia frente al espejo enfrenta el reto que significa captar audiovisualmente el espíritu del cuento homónimo de Silvina Ocampo, importante escritora argentina que compartió con sus cercanos Adolfo Bioy-Casares y Jorge Luis Borges la pasión por lo fantástico, lo (ir)real y los juegos de espejos con sus reflejos contradictorios.

El universo onírico de la joven Cornelia (encarnada por la hermosísima Eugenia Capizzano que no es solo bonita, también estuvo involucrada en el guion, de acuerdo a los créditos) es el vórtice de esta historia que transcurre en un caserón lleno de incógnitas y personajes con motivaciones indescifrables. Cornelia llega al caserón con un claro objetivo: suicidarse. Pero su ¿reflejo?, un ladrón cobarde (y una extraña niña) y un amor de bigote falso aparecerán fugazmente para retrasar su empeño.

La película toda, desde el mismo sugerente título que evoca la recurrente metáfora de la realidad presente en la narrativa fantástica bonaerense, recuerda irremediablemente a otros espejos, como el de Lewis Carrol o el del enigmático Tarkovski. Tal y como estas referencias indican, resulta un ejercicio vano intentar esclarecer las acciones que ocurren hasta las últimas consecuencias.

Las conversaciones entabladas por Cornelia con sus ocasionales acompañantes son verdaderas joyas literarias, sin embargo no sucede lo mismo con los numerosos momentos de silencio, que en lugar de reforzar la fuerza dramática de las escenas entorpecen la narración, en opinión de este espectador. Cabría preguntarse si, teniendo unos diálogos tan pletóricos de poesía como los que escribiera Silvina Ocampo, Rosenfeld debió reducir la densidad metafórica de la historia. Esta mezcla de intrincadas florituras verbales e historia difusa a ratos provoca que hasta el más tenaz de los cinéfilos sea atrapado por el mayor enemigo del cine, el aburrimiento.

Reza un viejo bolero cubano que la vida es un sueño, y quizás sea esta la única clave que se deba asumir para ver el filme. Agrada saber, como decía al comienzo, que existen directores que lo arriesgan todo en su ópera prima. Ojalá Daniel Rosenfeld tenga en cuenta  la búsqueda de ciertos balances en sus futuras propuestas, eso sí sin perder la ambición estética de la que ha dado muestra.

Puntuación: 7

Cornelia Frente al Espejo- Trailer from Cornelia Frente al Espejo on Vimeo.

Anuncios

Comenta sin pena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s