Con este post inauguro una serie que llevará por título “Diario de San Cristóbal”, viñetas de mi ciudad que  irán cayendo por aquí alguna que otra vez.

Hay lugares felices, refugios de la biografía personal que cuando se revisitan hacen recordar a sus poseedores el sabor de la victoria.

Hace unos días presencié este corto diálogo:

– De este lugar guardo un muy grato recuerdo- le dijo el hombre parsimonioso a la cajera del mercado que está en el cine 23 y 12.

– ¿Sí, por qué?- pregunta divertida e intrigada la cajera.

– Aquí me hice las fotos para mi pasaporte, la primera vez que tuve la oportunidad de viajar.

Viajar, uno de esos pequeños sueños de los habitantes de las islas, que a ratos se cumple.
Anuncios

Comenta sin pena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s