Aclaraciones sobre Laboratorio Casa Cuba

logo casa_cubaLos perros ladran, las traseros se mueven inquietos en los asientos, incapaces de entender cómo es posible articular la defensa de la soberanía de un país con criterios divergentes. Por esas y otras razones Espacio Laical publica este texto explicativo, un texto que ojalá no hubiera sido necesario, pero que merece toda la difusión posible, para que los cubanólogos (de aquí y allá, que en este lado del Malecón hay unos cuantos, aún cuando sus objetivos sean opuestos) respiren inquietos o aliviados, según sea su signo.

Claves para leer el documento Cuba soñada-Cuba posible-Cuba futura: propuestas para nuestro porvenir inmediato

El Laboratorio Casa Cuba nace luego del diálogo sostenido, en las páginas de la revista Espacio Laical, entre los juristas Julio César Guanche y Roberto Veiga González, sobre la democracia en Cuba. La gran mayoría de las personas que integran el Laboratorio han participado y dialogado en las páginas y eventos auspiciados por la revista. Los editores de Espacio Laical, con el debido consentimiento de la entidad a la que pertenece dicha publicación, han contribuido a la institucionalización del equipo, el cual opera como un grupo de trabajo cuyos condicionamientos sólo provienen de las convicciones de quienes lo integran.

Sin embargo, el Laboratorio no es un proyecto católico. Entre sus integrantes hay marxistas críticos, socialistas republicanos, anarquistas y católicos. No obstante, a los miembros del colectivo nos une el resuelto compromiso con los destinos de Cuba; un patriotismo que se concreta en la realización de la dignidad humana, en la socialización de la  riqueza, en la consecución de una democracia plena, en la búsqueda del clima propicio para lograr la mayor estabilidad en el proceso de cambios que vive la nación, y por el resuelto rechazo –con base en la defensa inclaudicable de la soberanía nacional y popular de la Patria- a los mecanismos de presión y desestabilización política sobre Cuba, como son los que se sostienen sobre el andamiaje de la Ley Helms-Burton y el Bloqueo de Estados Unidos, así como la Posición Común europea.

El objetivo del Laboratorio Casa Cuba es estudiar la institucionalidad cubana y hacer sugerencias para su mejoramiento, así como socializar el estudio y el debate sobre estos temas. Está integrado, hasta ahora, por los investigadores Julio César Guanche, Julio Antonio Fernández, Dmitri Prieto, Miriam Herrera, Mario Castillo, Roberto Veiga y Lenier González.

El documento Cuba soñada-Cuba posible-Cuba futura: propuestas para nuestro porvenir inmediato, hecho público recientemente, pretende aportar herramientas que contribuyan a intensificar el debate sobre la institucionalidad cubana. Este diálogo se viene realizando entre cubanos, en la Isla y en el extranjero, por medio de espacios oficiales y no oficiales. Los integrantes del Laboratorio pensamos que ese intercambio de opiniones y propuestas ha de llegar a sintetizar las aspiraciones colectivas de la nación y concretarse en el proceso de reforma constitucional ya anunciado por el presidente Raúl Castro, así como en el creciente movimiento auto-organizativo del propio pueblo cubano, en sus diversos espacios, acorde con sus múltiples y también diversas preocupaciones sociales. Quienes integramos este equipo de trabajo acompañaremos creativamente este camino, investigando, haciendo sugerencias, promoviendo la reflexión y el diálogo respetuoso, y facilitando nuestros modestos medios para aportar al consenso nacional, sin otro “título” que el der ser ciudadanos cubanos preocupados por el bien de nuestro país y de nuestros compatriotas.

Tal ha sido el propósito de dicho documento, que tiene un formato particular porque intenta esbozar tópicos del ordenamiento institucional que han sido largamente consensuados por un grupo de cubanos y cubanas con pensamientos diferentes.

Reconocemos que el documento hecho público es eminentemente político, y sobre todo propositivo al tratar de la institucionalidad del país. En él recogemos propuestas no exhaustivas, que deben ir creciendo también hacia otros ámbitos (economía, cultura, educación, ética) en la medida en que se avance en el debate. Sin embargo, hemos procurado usar modos apropiados a la naturaleza del Laboratorio, que no son los que suelen utilizar las plataformas políticas particulares. No pretendemos que nuestro conjunto de criterios compita con otras visiones y se imponga. No aspiramos a monopolizar el debate nacional sobre el tema. No deseamos ser los guías de dicho proceso de discusión pública. Solo ambicionamos aportar y servir. En tal sentido, no somos un partido político, ni un movimiento social, ni una plataforma programática. Pero tampoco somos un hermético cenáculo, aislado de nuestra convivencia cotidiana entre tantos cubanos y cubanas que buscan respuestas para mejorar sus circunstancias actuales.

Por esto último, partimos del hecho de que la responsabilidad social es propiedad común del pueblo, y no dejamos de remitirnos a la política de la nación como a uno de los recursos de que disponemos para construir colectivamente el orden en el que queremos vivir. De ahí que hagamos estas propuestas para promover su debate, y para que puedan crecer en compañía de otras sugerencias.

El Laboratorio Casa Cuba, inspirado en la bella metáfora de monseñor Carlos Manuel de Céspedes, seguirá contribuyendo humildemente al bienestar de la patria cubana.

(Tomado de Espacio Laical)

Anuncios

4 comentarios en “Aclaraciones sobre Laboratorio Casa Cuba

  1. Por: Alejandro Cruz

    Editor del Blog: http://www.cubano1erplano.com

    A partir de un post que publiqué sobre el hecho de que la revista Espacio Laical sólo sigue en Twitter a Yoani Sánchez y Diario de Cuba, varios amigos reclamaron un análisis de un documento divulgado recientemente por esa publicación, lo cual no era mi objetivo.

    Me `parece que por tratarse de un tema tan abarcador, que al parecer implica cambios constitucionales sería de gran utilidad, precisar el alcance de algunos de los postulados enunciados, lo que podría enriquecer los elementos para el debate. Es bien interesante que a menos de dos años de un análisis de los Lineamientos económicos y sociales estos puntos no se hayan propuesto en las asambleas de debate público, a no ser que fueran propuestos y por no contar con suficiente apoyo popular estos no estuvieran dentro de ningunas de las propuestas sometidas a discusión.

    III. Asegurar el derecho a una información universal que sea libre y diversa, amplia y profunda, interactiva y crítica, sin censura ni monopolización. En particular, es imprescindible garantizar la transparencia de la gestión pública y el acceso masivo y participativo a Internet.

    ¿Cuando dicen “sin censura ni monopolización” significa que la tv, radio, prensa radial y escrita deben dejar de ser espacios públicos y estar en manos privadas como el exitoso modelo que excluye a sindicatos, comunidades y trabajadores en todas partes, con “monopolización” de los que tienen el dinero y monopolizan todo lo monopolizable? “Prensa libre” y libre empresa suenan demasiado cercanas ¿Acaso le intentan allanar el camino a E.U. que lleva decenios tratando de instalar eso en Cuba?, Ya no harían falta Radio y TV Martí, las tendríamos dentro. Nuestra prensa tiene muchos problemas y la he criticado bastante pero el camino me parece no va por ahí.

    V. Que creyentes y practicantes de las diversas religiones, espiritualidades y cosmovisiones existentes en Cuba, puedan promover y sentir públicamente respetadas sus identidades, y auto-organizarse en comunidades con personalidad jurídica propia.

    ¿Hoy en Cuba las instituciones religiosas no están organizadas y con personalidad jurídica? Oden Marichal es Diputado a la ANPP al igual que el reverendo Raúl Suarez, tienen voz y voto, ¿qué otra cosa hace falta?. ¿La Iglesia Católica no está organizada, no se siente respetada y expone al resto de la sociedad “su cosmovisión”?¿No usó las Plazas de la Revolución y la TV durante la visita del Papa y hasta se anuncian por su reclamo feriados religiosos que la mayoría de los ciudadanos no esperaban, al extremo que hubo que aclararlo?

    XII. Elegir todos los cargos públicos representativos, por medio de elecciones directas, libres, secretas, periódicas y competitivas, entre candidatos nominados directamente por la ciudadanía.

    ¿Acaso las elecciones en Cuba no son libres, secretas y periódicas?¿”Competitivas” es una manera de esconder “pluripartidistas”?

    XIX. Mantener, como derecho, el acceso universal y gratuito a la salud, mediante diversas formas sociales de organización, así como lograr una remuneración justa que esté a la altura de tal desempeño profesional.

    Cuando dicen “diferentes formas sociales de organización”, ¿cuáles son esas formas sociales?¿Qué país del Tercer Mundo ha logrado más con menos recursos que Cuba mayores niveles en la salud de sus ciudadanos?¿La “remuneración justa” de los profesionales de la salud es porque el gobierno cubano no quiere dársela?

    XX. Garantizar el acceso universal y personalizado a una educación integral y democrática, humanista y diversa, con una remuneración justa para sus profesionales y un involucramiento activo de maestros, estudiantes, familiares y comunidades en la gestión de los planteles y la definición de los programas de estudio; así como a un desarrollo cultural libre y responsable.

    ¿Educación universal y personalizada? ¿Con diferentes métodos y programas de estudio? Acaso pretenden escuelas no Laicas desde “Espacio Laical”?

    Me parece demasiada la ambigüedad para fines tan altos.

    Recuerdo, a partir de lo apuntado por un forista de este blog, por si ayuda a responder mis preguntas, que Espacio Laical fue desde donde dictó conferencia en La Habana Carlos Saladrigas, del Cuba Study Group, cuyas relaciones en EU -Buró de Transmisiones a Cuba (Radio Martí), Marco Rubio, Fundación Heritage- no dejan dudas sobre el tipo de país que desea instaurar aquí. Esto fue lo que dijo Fidel sobre Saladrigas en la Reflexión titulada “¿Quién quiere entrar en el basurero?” (22 de febrero de 2008): “Carlos Saladrigas me suena en el oído como nombre y apellido que escuché muchas veces cuando, como colegial de 18 años, concluía mis estudios en el quinto y último curso de Bachillerato. Era el candidato escogido por Batista al terminar el último año de su mandato constitucional. Antes había sido su Primer Ministro. Estaba finalizando la segunda guerra mundial. ¡Qué barato nos quiere comprar el nuevo Carlos Saladrigas! Con el dinero de Miami, ‘el mayor fondo de ayuda que ninguna transición ha conocido en la historia’, algo que Estados Unidos no ha podido lograr con todo el dinero del mundo. La realidad es otra y esta no se oculta a los que observan con realismo los acontecimientos que tienen lugar en Cuba.”

    Documento de referencia : Documento a debate: Laboratorio Casa Cuba

    1. Alejandro: no puedo dedicarme a responder cada punto que dedicas al asunto, solo te diré de manera muy general, que la tuya es una mirada prejuiciosa, repleta de lugares comunes. No creo que estés leyendo el asunto con una mirada propositiva, estás montado en una defensiva, bastante desfasada por demás. Así ni se evoluciona, ni se revoluciona, ni nada… Saludos,
      R

  2. Una vision amplia de soluciones debe contemplar la situacion diversa que atraviesa la dispora de cubanos regados por todo el mundo, pero con los mismos arraigos y añoranzas por una Cuba mejor. No veo propuestas de inclusión a los que por muy variados motivos, formas y vias, estamos fuera desde hace años y por circunstancias precisas y necesidad, hemos adoptado otras ciudadanias para poder sobrevivir, sin dejar de ser cubanos por dentro, pero las leyes de Cuba nos excluyen de todo, no nos reconocen, nos niegan derechos y los foros que se escuchan no mencionan nuestra inclusión con doble ciudadania, ni amnistia por los delitos que nos imputan por el hecho de haber abandonado nuestro querido terruño con dolor del alma. Los foros disidentes nos olvidan por completo al no proyectar o visualizar o proponer soluciones a la condicion de parias en que nos ha sumido la legislación actual de Cuba

    1. Mapuo, ciertamente son necesarias medidas que vinculen a la población cubana emigrada que, desde esas premisas irrenunciables de las que hablan al comienzo del texto del Laboratorio Casa Cuba y yo comparto, desea construir una patria mejor. Saludos,
      R

Comenta sin pena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s