Disentir

Sospecho que fue una tarde un tanto fría, en algún estudio mal insonorizado del ICAIC de los años 60. Allí grababa canción tras canción Silvio Rodríguez Domínguez, una especie de Bob Dylan tropical que sobrevivía al amparo del Grupo de Experimentación Sonora y gracias a la luz larga de Alfredo Guevara y Leo Brouwer. Mientras sus manos repasaban distraídamente los acordes de “Resumen de noticias” dijo: “Hay gente que dice ahora que yo fui el primer disidente de Cuba, el primer disidente contra la Revolución. En realidad disentir quiere decir discrepar, pero la disensión no implica necesariamente un antagonismo, yo lo veo de esa forma. Una cosa es estar contra lo mal hecho, contra los errores, contra el absurdo; otra cosa es estar contra la esencia misma de una idea”.

La grabación es minúscula, apenas cuarenta y seis segundos que no me permiten sospechar más nada. Quisiera pensar que aquel flacucho de cuello de tortuga ajustado, botas del Servicio Militar y jeans gastados siguió grabando, machacando las melodías que conformaron “Al final de este viaje”, ese LP iniciático de una generación, de un género, de un país.

Anuncios

2 comentarios en “Disentir

  1. Hace pensar que disentir, cuando fuese contra la “esencia misma de una idea”, es por alguna misteriosa razon pendiente… (me pregunto) punible?

Comenta sin pena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s