¿Y qué pasó con @leunamrguez?

Mañana, a las cuatro de la tarde, han sido convocados twitteros y amantes de las redes sociales a la segunda edición del Twitthab. Han pasado dos años desde aquel primer encuentro que guardo hermoso; en el que un grupo de gente logramos “salir de detrás de la @”, como decíamos entonces –tiene un aire de consigna vieja, nostálgica, como de zafra del 70-. Desde entonces ha llovido un poquito y la red ha tomado forma; se han generado comunidades de blogueros a lo largo del país, varios actores de la sociedad civil han encontrado en las redes su más eficaz vía de expresión y movilización, y progresivamente van cayendo cada vez más cubanos en esa maraña llamada Internet.

Por esas y otras razones me parece interesante y oportuno este recuento y volver a aquel parque en el que nos reunimos la primera vez. Ahora que estamos con una parafernalia atrofiante para mi gusto, con una cantidad de artistas invitados y no sé cuántas cosas más que difícilmente me hagan conocer mejor a esas personas con las que intercambio día a día a través de las redes, me puse a pensar en vari@s que conocí en aquellos días. No sé por qué recordé a Leunam, aquel muchacho que -a pesar de todas mis reticencias con él y las maneras en que se comportó por esos días- tiene el mérito de haber sido el alma del primer Twitthab.

Como llevo siglos sin escuchar de él, decidí buscar su cuenta (@leunamrguez), para ver que ha estado haciendo en las redes. Resulta que Leunam no twtitea desde el catorce de marzo. Qué lástima, pensé, si esto es en Twitter, que tanto le gustaba, seguro que está desconectado del resto del mundo. Pero no quise dejar de comprobarlo y visité su muro en Facebook y me encontré que, a pesar de una presencia errática en las redes sociales, está vivo, que hace un par de días publicó una foto de su cuarto y que confirmó su presencia en este segundo encuentro.

Me encantaría saber qué tiene que contar Leunam después de todo este tiempo, si estará dispuesto en esta ocasión a confesarnos las cosas que tuvimos que sospechar hace dos años, qué ha hecho con su vida, qué pasó que casi se ha vuelto un fantasma en la red. Estas y otras le preguntas le haré (confirmó supuestamente su asistencia al Twitthab), sentados con una botella de ron cerca, lejos de la algazara casi sacrílega de un “evento” demasiado glamoroso para mi gusto, como dos personas que se escriben y forjan lazos en las redes y un buen día deciden intercambiar música, ir al Coppelia, conversar de la vida.

Anuncios

8 comentarios en “¿Y qué pasó con @leunamrguez?

  1. yo estuve pero no estoy en la foto porque tenia que seguir para otro sitio. pero si, quizas ha cambiado el por que de la movida, ya casi todos y todas se conocen de los varios eventos que se han realizado en Cuba. En aquel primer Twitthab no nos conociamos la mayoria, al menos no presencialmente.

    1. Y claro que te recuerdo! y no sé, no solo es las motivaciones del encuentro lo que me dejan inquieto, es ese espíritu eventístico que trasluce; lo único que me falta por escuchar es que hay una conferencia de Rosa Miriam Elizalde y las palabras de clausura las dará Fernando Rojas.

  2. No entiendo muy bien las intenciones del post, porque tal vez desconozca un poco los antecedentes y reconozca estar influenciado por algunos comentarios que escuché sin querer sobre el primer Twitthab y su organizdor. Rafael, solo te daré algunas pistas: @Leunam es un joven soñador, intrépido y apasionado que un buen día (varios meses después de la primera edición del encuentro de Twitteros), comenzó a labrar su realidad con los pies puestos en la tierra y, probablemente, las pasiones ancladas en el corazón. Sldos

    1. No entiendo muy bien las intenciones del comentario, tal vez porque reconozco estar influenciado por mis propias ideas sobre todo el asunto. Gracias Adolfo por esas pistas un tanto crípticas acerca del destino de Leunam, solo que no me queda claro que significa “labrar la realidad con los pies puestos en la tierra”, a lo mejor es que soy prejuicioso, pero la impresión que me da es que entonces, esto del Internet y las redes sociales es como un juego de niños, o algo así. De cualquier manera saludos, y gracias por los datos de Leunam,
      R

  3. Claro, Rafael, tanto tu post como mi comentario parten de influencias y antecedentes. No te preocupes. Respeto tus ideas. Y fue por eso tal vez que preferi ser criptico, sobre todo, con la frase “labrar la realidad con los pies puestos en la tierra”. Y, muy importante, no olvides la parte de “con las pasiones ancladas en el corazón”, porque aunque a veces se tenga que “renunciar” a las pasiones por cuestiones objetivas, casi siempre muchos la conservan. Como tal vez, es el caso de @Leunam.

    Aquello de que “esto del Internet y las redes sociales es como un juego de niños” probablemente sea, sí, “algo” más que prejuicios, cuando de enfrentar la cotidianidad ecoconomica se trata. No obstante, viva la comunicación, Internet y la web social para quienes podemos disfrutarlas y vivir, por qué no, de ellas. Un abrazo.

Comenta sin pena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s