Salutación del pene

ku-xlarge

Ayer una amiga en Facebook me dijo que era el día del hombre. Cuando wikipedié un poquito me enteré que en realidad se celebra el 19 de noviembre. Sin embargo el asunto me puso a pensar qué cosa, a la altura de este siglo XXI de licencias de paternidad, de mujeres operarias y hombres manicures, qué cosa nos hace esencialmente diferentes. No es, por supuesto, el montón de accesorios humanos (ropas, prejuicios, leyes). No es la capacidad física y mental (pienso en una muchacha dándome una paliza en el Scrabble, pienso en mi madre cargando los sacos que nunca podré alzar ni una pulgada del piso).  No es, mucho menos,esa supuesta costilla de más (confieso que me he descubierto más de una vez contando las costillas de una mujer desnuda).

Mi única opción clara es el pene, ese apéndice encantador que nos sobrepasa en voluntad, que tiene sus propios ritos y ciclos de vida. Es un sujeto raro el pene; el último resquicio del hombre que no ha sido domesticado. Incluso tipos de probados poderes como los maestros budistas y Jedis son incapaces de controlar su desenfreno cuando la imaginación se desata. Porque lo curioso es que el pene es de los pocos pedazos del cuerpo que reacciona por sugestión mental. Salvo los de algunos fetichistas, el pene promedio responde predominantemente a malabares sensuales del cuerpo; la posibilidad de acostarse con esa chica de curvas insinuantes, una blusa descuidada que muestra más de la cuenta, el infame cruce de piernas de Sharon Stone. Así vemos que el pene es esencialmente un poeta: de lo sensorial, de la sospecha, del deseo.

No creo que valga la pena ir repitiendo estas verdades a los cuatro vientos. Estas verdades -aunque parezcan ignoradas, aunque nunca sean portada en los medios de comunicación, aunque la mitad de las religiones las condenen- son intuidas por la vagina, esa otra poeta. Si no, cómo se explica que lleve tanto tiempo jugando con el pene, sin aburrirse, a ese milenario misterio del goce.

Anuncios

9 comentarios en “Salutación del pene

  1. Sin dudas la cultura occidental (y más allá) ha sido muy falocéntrica, atribuyéndole al falo el poder social y, de ahi, la educación patriarcal, machista, heteronormativa, misógina, etc, etc, etc. Una cultura que consumimos desde que nacemos hasta que morimos, que se refleja lo mismo en los cuentos infantiles que en los monumentos que erigimos.
    De eso se trata, de romper con este esquema mental conque nos formamos, nosotros que somos seres sociales, racionales y conscientes, para acabar con tantas discriminaciones a través de la historia. Si no, seguiremos en las mismas.

      1. Como que no, compadre!? a lo mejor no me hice entender… es que precisamente de esa devoción al falo se erige todo el argumento patriarcal, que ha desencadenado tanta discriminación entre los géneros! fuerza, energía, poder, “virilidad”… eso es lo que caracteriza la historia de la humanidad. Si no, coge cualquier libro de historia para que veas: es la historia de los hombres (y no de las mujeres, que cuando se habla de ellas es porque están detras de un gran hombre), de los viriles soldados entregados por un ideal. Y que cosa es la virilidad si no la idoloatría al falo!? Es una historia construida sobre el patriarcado… hasta en nuestra historia reciente hay frases famosas que tienen que ver con la “virilidad del pueblo”! Y al hablar de poder, se habla de política… para que veas hasta donde pueden llegar post escritos con una aparente sencillez! 🙂

      2. creo que no lo leíste con los ojos correctos… o este escribidor fue incapaz de transmitir lo que quiso decir. El post de la vagina puede ser hecho, simplemente no lo hice yo.

Comenta sin pena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s