Tomo un café mientras leo una novela de Marilyn Bobes y pienso que hace un buen rato que no me masturbo. De fondo, suena el trío de Hiromi Hueihara que, en todo su esplendor, arranca unos aplausos que con su dejo de vinos caros y trajes a la medida me recuerdan lo lejos que estoy de visitar el Blue Note, Marciac, o cualquier cosa que se le parezca. En el escritorio de la laptop descansa, desde hace un mes, un perfil interminable sobre Celeste Mendoza. Tengo todo lo necesario para culminarlo, excepto ganas. En alguna carpeta duermen, resignadamente infelices, un montón de poemas que no se arriesgan a concursar en ninguna parte. Sin un peso en el bolsillo. Y en un par de semanas comenzaré a trabajar en una oscura redacción periodística que no va a cambiar en lo más mínimo mi situación económica. Vamos, la imagen viva del mediocre intelectual latinoamericano.

Breaking Bad's Mood
Breaking Bad’s Mood
Anuncios

11 comentarios en “Instantánea

  1. Rafa, mientras te salga poesía, estás a salvo de la mediocridad, y seguro que a tus poemas no le hacen falta concursos. A veces las gavetas entienden más de poesía que los jurados. Un abrazo.

Comenta sin pena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s