En un contén de la Plaza Vieja

Si esta fuera mi ciudad comunista, yo, como cualquier ciudadano, me sentaría en uno de los cafés que rodean la plaza y le pediría al camarada mesero un buen café expresso, bien cargado, por favor, y pensaría en mi comentario para el periódico del día siguiente sobre cómo las nuevas estructuras de comunicación hacen inefectiva la estructura verticalista típica de la comunicación en el socialismo y los retos de repensar una sociedad socialista en tiempos de Youtube y eBay.

Si esta fuera mi ciudad capitalista yo, periodista clase media y bien conectado, me sentaría en cualquiera de las mesas que rodean la plaza, le pediría al camarero un buen café expresso y pensaría en mi columna de periodismo gastronómico, en la que hablaría esta semana de la necesidad de empezar a jerarquizar y discriminar con juicio crítico entre tanto timbiriche y restaurante de lujo que ha parido esta ciudad en los últimos tiempos.

Pero no es nada de eso, es apenas mi ciudad, la Vana Vieja, en la que otros ocupan las mesas que visito los años bisiestos. Un viejo se desplaza infinitamente, con su bastón, su pierna renga y toda la costra del mundo a cuestas. Yo lo miro sentado en un contén cualquiera, lejos de las mesas y de cualquier buen café expresso.

Foto: Rey Cuba
Foto: Rey Cuba
Anuncios

4 comentarios en “En un contén de la Plaza Vieja

Comenta sin pena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s