La tarde de los sucesos efímeros

“Porque siempre supe que serías el primerísimo escritor de todos nosotros. Y porque recuerdes cada día al levantarte que eso no vale una puñetera mierda. Un abrazo grande.  R  La Cabaña, 19 de febrero de 2014”

Hace unas horas se entregaron los premios Calendario 2014, y se presentaron los libros ganadores de la edición anterior. Uno de ellos, premio narrativa 2013, es mi amigo Carlos Manuel Álvarez Rodríguez, a quien regalé un libro con la dedicatoria que pueden leer en la imagen de arriba (para los de conexión escasa, ahí dice: “Porque siempre supe que serías el primerísimo escritor de todos nosotros. Y porque recuerdes cada día al levantarte que eso no vale una puñetera mierda. Un abrazo grande.

R

La Cabaña, 19 de febrero de 2014”)

Es un libro de Rafael Courtoisie, que le entrego con la esperanza de que lo mastique, revuelva su bilis y le deje una resaca permanente, una resaca definitiva. Ayer no pude quedarme a ver toda la ceremonia, pero ahí estaba su madre, estaban sus amigos, estaba toda la barra brava carlosmanuelística; no iba a echar en falta a este biombo ambulante. Pero ni falta que hace. Porque yo vi en los ojos de Carlos y él en los míos antes de que comenzara el acto. Porque Carlos y yo sabemos que es el rectángulo de agua lo que sostiene al caracol.

Anuncios

3 comentarios en “La tarde de los sucesos efímeros

Comenta sin pena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s