El archipiélago en el bosque

Al final nos pasa lo que al oficial de investigaciones de la Kebushi, que por tener versiones de la película tenemos hasta la del muerto. Por eso ahora hasta las once mil vírgenes comentan sobre qué debemos hacer a propósito del enrumbe de la economía cubana. Y hay que joderse, porque eso significa hacer política, escuchar a las once mil vírgenes y luego sortear entre lo querible y lo posible. Y aceptar las críticas. Y reconocer los errores. Y aprender de todo eso. ¿Tan oyendo, querid@s dirigentes míos?

Abstract Painting. No.43. por Robert West
Abstract Painting. No.43. por Robert West
Anuncios

Comenta sin pena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s