El día más largo del año (II)

(Lea la primera parte aquí)

4.31 pm

El conductor mira a los ojos a los agónicos aspirantes a pasajeros que estamos apostados a lo largo de la cuadra. En su cara, una mueca indescifrable nos advierte de algo terrible que ni yo, que tanto he pasado este día, interpreto. Con parsimonia, el P1 se pasea impávido ante nuestra vista, indeciso sobre en qué lugar abrir sus puertas. No para, estira su esqueleto como felino dominante que se sabe en lo más alto de la cadena alimenticia. Leer Más

El día más largo del año (I)

4.30 pm

Esto parece (tiene que ser) un chiste. En mis ojos se empezaba a delinear inevitable la desesperanza de una hora de espera cuando apareció en la esquina de J, mitad espejismo, mitad premonición, el segundo P-1. Lentamente, majestuosamente, el infernal carro dobló en la céntrica calle. Los náufragos que éramos entonces, disminuidos tras 50 minutos de bombardeo de un sol vulgar, empezamos a movernos con sigilo, calculando las miles de posibilidades en las que se puede manifestar la parada de una guagua. Leer Más

Julio García Luis: El magisterio de la bondad

– El miércoles a la una de la tarde haremos un homenaje a Julio. No lo riegues mucho.

A sotto voce, sigilosa, por los pasillos de la facultad corrió la noticia de que Julio García Luis, el Decano, recibiría el postergado homenaje de los suyos por el reciente Premio Nacional de Periodismo José Martí.

Llegamos a la hora acordada y apenas habían personas. “La gente y sus tardanzas”, pensé. Nunca pasamos de un puñado. Noté la ausencia de algunos que debían por fuerza mayor estar ahí, aquellos que navegaron tortuosas aguas durante tortuosos años a su lado. Pero nunca pasamos de un puñado. Lástima. Leer Más