¿El retorno de la base Lourdes?

Porque como periodistas tenemos el elemental deber de tocar la noticia (o cuando menos cuestionarla), y porque en algún libro de historia de 2100 no quiero que se diga que no teníamos la menor idea de lo que era la realidad. Una nota que esperaba leer en cualquier medio de comunicación cubano. Y no la encontré.

base lourdes

Si extrañaban los tiempos en que algún familiar o amigo les alcanzaba de la tienda de los rusos algún producto inconseguible en el mercado estatal cubano, quizás -quizás- el retorno de esos días no esté demasiado lejos.

Los gobiernos cubanos y rusos parecen haber acordado la reapertura de la base radioelectrónica de Lourdes, que desde el año 2001 se encontraba desactivada, de acuerdo a una nota divulgada por el periódico ruso Kommersant. El mismo medio reveló que, de acuerdo a fuentes del Gobierno, las negociaciones sobre el centro, comenzadas hace algún tiempo, comenzaron a concretarse a principios de este año, luego de varios encuentros bilaterales entre militares de ambas naciones.

Kommersant apunta que la confirmación del acuerdo fue sellada en el marco de la reciente visita a Cuba del presidente ruso, Vladimir Putin. La decisión de recuperar la base Lourdes estaría dada por el mejor desenvolvimiento económico del país y su progresivo distanciamiento con Estados Unidos.

Resulta sumamente interesante el hecho de que hace un mes el Gabinete de Ministros de Rusia presentó al parlamento de dicho país un proyecto de ley para ratificar el acuerdo con Cuba sobre la exploración y el uso pacífico del espacio. Dicho acuerdo define las normas, criterios y condiciones “para fomentar las relaciones bilaterales en el sector espacial y tiene como objetivo desarrollar la cooperación en los ámbitos de la navegación por satélite, las tecnologías de comunicación y la teledetección”, informó la agencia Ria Novosti. “El documento”, dijo la agencia estatal, “tiene un gran interés para Rusia, tomando en consideración “la necesidad de instalar equipos de corrección diferencial y monitoreo del sistema (de navegación satelital ruso) GLONASS en territorio de la República de Cuba”.

Hasta el momento se desconoce cuál será la inversión que Rusia deberá realizar para reactivar el centro, sin embargo los expertos destacan la importancia geoestratégica del mismo. El coronel Víctor Murajovski declaró que “la capacidad de la flotilla satelital rusa de inteligencia radioelectrónica e intercepción de señales es muy reducida”, por lo que el centro de Lourdes, por su proximidad física a EEUU, permitirá a los militares rusos prácticamente prescindir de los satélites.

El General Viacheslav Trúbnikov, exjefe del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia, argumenta por su parte el papel decisivo de la información recopilada por la base, que en los tiempos de la antigua URSS “hacía transparente para la URSS todo el hemisferio occidental”.

La base Lourdes, fue instalada en Cuba en 1964 tras la Crisis de Octubre, y su misión fundamental hasta el año 2001 consistió en la escucha de señales de radio, incluidas las de los submarinos y barcos, y las comunicaciones satelitales.

Ni el gobierno ruso ni el cubano (ni ningún medio estatal cubano, por cierto) han emitido ningún comentario al respecto de esta información.