Para un diálogo inconcluso con Teoría

Desde que arribé a los predios de la Facultad de Comunicación me advirtieron dos cosas: “Cuídate de Gramática y Teoría”.
Con Gramática mantuve durante tres semestres una relación que sin ser amistosa sí fue cordial; entre calificaciones variables fui sorteando cada examen hasta que, el semestre pasado nos despedimos en paz.
Teoría de la Comunicación en cambio ha sido una agradable aunque venática compañera desde que en primer año la profesora Olga Rosa nos deslumbrara a nosotros, bisoños ignorantes, con algunas pinceladas de ese enmarañado universo epistemológico. Leer Más