¿Y qué pasó con @leunamrguez?

Mañana, a las cuatro de la tarde, han sido convocados twitteros y amantes de las redes sociales a la segunda edición del Twitthab. Han pasado dos años desde aquel primer encuentro que guardo hermoso; en el que un grupo de gente logramos “salir de detrás de la @”, como decíamos entonces –tiene un aire de consigna vieja, nostálgica, como de zafra del 70-. Desde entonces ha llovido un poquito y la red ha tomado forma; se han generado comunidades de blogueros a lo largo del país, varios actores de la sociedad civil han encontrado en las redes su más eficaz vía de expresión y movilización, y progresivamente van cayendo cada vez más cubanos en esa maraña llamada Internet.

Por esas y otras razones me parece interesante y oportuno este recuento y volver a aquel parque en el que nos reunimos la primera vez. Ahora que estamos con una parafernalia atrofiante para mi gusto, con una cantidad de artistas invitados y no sé cuántas cosas más que difícilmente me hagan conocer mejor a esas personas con las que intercambio día a día a través de las redes, me puse a pensar en vari@s que conocí en aquellos días. No sé por qué recordé a Leunam, aquel muchacho que -a pesar de todas mis reticencias con él y las maneras en que se comportó por esos días- tiene el mérito de haber sido el alma del primer Twitthab.

Como llevo siglos sin escuchar de él, decidí buscar su cuenta (@leunamrguez), para ver que ha estado haciendo en las redes. Resulta que Leunam no twtitea desde el catorce de marzo. Qué lástima, pensé, si esto es en Twitter, que tanto le gustaba, seguro que está desconectado del resto del mundo. Pero no quise dejar de comprobarlo y visité su muro en Facebook y me encontré que, a pesar de una presencia errática en las redes sociales, está vivo, que hace un par de días publicó una foto de su cuarto y que confirmó su presencia en este segundo encuentro.

Me encantaría saber qué tiene que contar Leunam después de todo este tiempo, si estará dispuesto en esta ocasión a confesarnos las cosas que tuvimos que sospechar hace dos años, qué ha hecho con su vida, qué pasó que casi se ha vuelto un fantasma en la red. Estas y otras le preguntas le haré (confirmó supuestamente su asistencia al Twitthab), sentados con una botella de ron cerca, lejos de la algazara casi sacrílega de un “evento” demasiado glamoroso para mi gusto, como dos personas que se escriben y forjan lazos en las redes y un buen día deciden intercambiar música, ir al Coppelia, conversar de la vida.

Anuncios

Segunda edición del #Twitthab. Razones para un (re)encuentro

Porque encuentros como este son divertidos e imprescindibles.

Negra cubana tenía que ser

twithab

Desde nuestra modesto pero intrépido acceso a Internet, varios usuarias y usuarios cubanos de la redes sociales hemos vislumbrado una nueva oportunidad para (re)encontrarnos y compartir más allá del mundo digital.

La segunda emisión de #Twitthab se propone promover además encuentros habituales reales fuera de la virtualidad y se realizará el viernes 10 de mayo, a las 4:00 pm, en el Parque Villalón, sito en Calzada entre C y D, Vedado, La Habana.

La primera edición de Twitthab aconteció en el mes de junio del 2011. Dicho evento nos permitió, al salir de atrás de las @s y las #s, estrechar los lazos de amistad y vínculos de colaboración.

Hoy un poco, luego de haber alcanzado cierta madurez, como personas y especialmente como bloggers, twiter@s, etc., nos proponemos esta segunda jornada de abrazos, saludos y nuevas amistades.

Sugerimos a quienes, por razones obvias, no puedan asistir al evento de La…

Ver la entrada original 36 palabras más

Como perseveramos, llegamos a #Twitthab

Lo que empezó como un sueño, un anhelo compartido, fue sumando almas por su esencia integradora, por su afán inclusivista, amén de las habituales escisiones  que provoca todo intento de unificar, verdad esta como un templo por paradójico que suene. Seguir leyendo

Reflexiones sobre #Twitthab

Hace unos días la “twittosfera” cubana se ha removido como nido de avispas (sin sentido peyorativo) tras la convocatoria a realizar el primer encuentro entre twitteros cubanos, una reunión sumamente informal para desvirtualizar (gracias a @ignacioromero por enseñarme el término) a esos pocos -ya no tanto- que tuiteamos, retuiteamos y seguimos a otros pocos fanáticos de esta nueva manera de comunicarse, condenados amantes de la brevedad que imponen 140 caracteres. Así surgió #Twitthab, hashtag denominador del twitterencuentro. Seguir leyendo