la esperaPara decirlo pronto, la espera es un arte en decadencia. Hoy día cada vez queda menos gente que sepa esperar. Acá en Cuba no llega el 3G y los servicios de datos por telefonía celular pero ya se han instalado los sms, las llamadas perdidas y su enrevesado código (una perdida sí, dos no, una perdida voy llegando, dos perdidas aguanta que me queda aún, una perdida pienso en ti, silencio estoy ocupado y/o no tengo cabeza para estas tonterías ahora…las variantes son infinitas).

Decía que la gente ya no sabe esperar, que aquel misterio de la espera, triste o feliz, pero siempre hermoso, ha cedido paso a la urgencia de saberlo todo en tiempo real. Ya la gente no sueña con un probable encuentro, ahora concierta la cita por el chat de Facebook, y el día de verse se envía un sms cada una hora para confirmar el encuentro hasta llegar a ese sms supremo de “voy en camino” (¿¡¿¡¿¡si ya quedaste a una hora y vas efectivamente en camino, para qué carajo lo mandas?!?!?). La tecnología ha aniquilado el placer de la incertidumbre, ha matado un montón de reproches tan caros a cualquier relación; se vive actualmente en un estado tal de planificación que el día menos pensado recibiremos un sms con un mensaje como este: “cuando salgas del baño búscame que estoy debajo de la sábana, en la cama de tu cuarto”.

Yo la verdad quisiera a veces darle un descanso al dichoso móvil que ha venido a trastocarlo todo, tomarme una temporada larga de sorpresas, de decepciones, poner a prueba el azar y ver si efectivamente soy un tipo con suerte o solamente alguien que conoce a muchas personas conectadas a los mismos aparatos que yo. Quisiera lanzar un impulso electromagnético que nos dejara por un tiempo libres de cualquier dispositivo que destruye la casualidad. Me gustaría apagar ahora mismo mi celular y no prenderlo en demasiado tiempo. Les juro que si no estuviera esperando ese sms superimportante empezaba ahora mismo.

Anuncios

17 comentarios en “El día que matamos la espera

  1. Yo una vez dejé el movil en mi casa en Campo Florido. Y me di cuenta cuando estaba en el Sevillano. Te imaginarás que no iba a regresar. Pasé así uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis días hasta llegar a la quincena. Inexplicablemente, no me hizo falta.

  2. Es que esa es la trampa, hacernos creer que es es imprescindible. Pero un día nos vamos a enterar, y se van a joder todos los aparatejos esos. La fiesta que vamos a armar, tú verás. beso grande,
    R

      1. Sí claro Rafa, yo sé cuál es el tema, pero como no tengo pa comprarme uno pues no me queda más que el romanticismo de vivir a la antigua. Beso.

  3. genial, rafa!!!!!!!!!!!! yo he valorado mucho la opción de “liberarme” del móvil, las veces ke lo he hecho (x motivos ajenos a mi voluntad) han sido mas que desastrosas, asombrosas, qué paz!! se siente uno hasta libre jejejeje es increíble la dependencia, hasta pa bañarme ando con el como si estuviera esperando una llamada que ni sé yo de qué se trate, ni si me interese…. es increíble de veras!!!!! la casualidad siempre fue tan apasionante y ya es menos “casual” tropezar con ella.. te felicito, por tus palabras, y por invitarnos a devolver “la espera” a nuestras decisiones y emociones, kizas asi serian mas duraderas, mas intensas….. 🙂

  4. Yo un día lo deje en casa y M me llamó, después de divagar en explicaciones ella entendió. Otro día no lo dejé pero lamenté no haberlo dejado debajo de la almohada. Ayer no lo necesité. Hoy lo tengo fuera del área de cobertura y sin embargo estoy esperando una llamada importantísima. Mañana lo voy a apagar el día entero porque cuando tengo resaca todos los ruidos me molestan por la maldita migraña. El mejor uso que le doy es como reloj…. Con SMS he comenzado y he terminado relaciones. Hasta sexo he conseguido con el servicio SMS. Una vez una desconocida me llamó para q fuera a buscarla al capitolio. Un tal Yonatan descubrió que soy heterosexual. Una noche a las tres de mañana me citaron para el Hotel Inglaterra. Una desesperada reclamó mi presencia en Alamar… y así…. Gracias al cel he ido a buscar a mis amigos botaos en la autopista… y más de una vez me han ido a buscar a mí… pero al final creo que no hace falta… es demasiado nudo….

    1. relación amor-odio con la tecnología chaval. Pero tienes buenas historias con él así que no lo abandones demasiado, solo no te hagas adicto a él. Míralo como un buen recurso que vale tener cerca, como el ron, vaya. Un abrazo,
      R

  5. Mira lo de la dependencia está bien, pero no tengo una pizca de añoranza por la espera, porque me persigue. Detesto sobremanera tener q esperar por alguien, y “por suerte” todos mis amigos tienen en su naturaleza llegar mínimo 45 min después de lo pactado, así que con cell o sin Fb sigo esperando eternamente por todos, me encantó, Bso, D

      1. Vale, yo formo parte de mis propios amigos que llegamos tarde jejejeje, te prometo q la pxma vez bajo antes de que llegues……

  6. Yo también he estado a punto de librarme un tiempo del móvil y de Internet, pero nadie me ayuda, me siguen mandando mensajes interesantes 😦

  7. Y con el whatsupp la cosa empeora “¿por qué no contestas?, te he visto en línea, sé que lo has leído”, ” ¿qué hacías ayer conectada tan tarde?.
    A veces miro de refilón mi móvil dándole casi entidad de cadena, que me lastra y me impide volar mientras leo o buceo en los ojos de alguien buscando ese plus que añadir a una conversación interesante, pero, de repente, ese espía autorizado suena y es mi madre, y tengo que cogerlo, porque si no, volverá a llamar una y otra vez preocupada…. Adios al buceo y hola a situación absurda. Recojo su impulso electromagnético, justo después de que reciba ese sms/whatsupp tan superimportante. Un saludo a todos.

Comenta sin pena

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s